CCOO denuncia la agresión a dos vigilantes el sábado en la estación de metro de Sopelana

Comparte/Partekatu

Ambos tuvieron que ser trasladados en ambulancia a la mutua con contusiones de de diversa consideración

CCOO ha denunciado la agresión sufrida este pasado sábado por dos vigilantes privados en la estación de metro de Sopelana (Bizkaia). Debido a los golpes, los dos vigilantes de seguridad privada tuvieron que ser trasladados en ambulancia a la mutua con contusiones de diversa consideración.

En un comunicado, el sindicato ha explicado que los hechos tuvieron lugar en la medianoche del sábado al domingo, a las 00.10 horas cuando accedieron a la estación de Sopelana siete adultos acompañados de tres menores.

Según el relato de los guardias de seguridad, uno de los adultos no llevaba la mascarilla puesta y otra de ellos la llevaba bajada, con lo que el vigilante les indicó que «por favor se pusieran la mascarilla correctamente».

Después de reiterarles la petición y pedirles que cumplieran las normas, dado que si no lo hacían tendría que llamar a la Ertzaintza, el trabajador prosiguió con su ronda en la estación.

En ese momento, tal y como explicó el guarda jurado, comenzaron los insultos por parte del grupo y una de las mujeres, que se identificó también como vigilante de seguridad privada, de otra empresa, le amenazó diciéndole que les dejara en paz, que venían de una cena familiar y si no lo hacía, «que se le iba a caer el pelo».

Ante esta situación el vigilante procedió a solicitar que se identificara la persona que no llevaba mascarilla, a lo que este se negó mientras continuaba insultándole, por lo que decidió llamar a la Ertzaintza para que se personara una patrulla, al tiempo de que le informaba de que no podría acceder al tren hasta que acudiera dicha unidad policial.

Sin embargo, cuando llegó el convoy, el agresor empujó al vigilante intentando acceder al tren y le tiró al suelo, mientras el resto de adultos empezaron a propinarle «patadas y puñetazos». En el convoy que acababa de llegar venía a su vez una vigilante de apoyo, que nada más llegar, recibió una patada en el pecho por parte de otro agresor, que la tiró al suelo ,donde recibió más golpes.

Según la denuncia, aprovechando el tumulto el primer agresor, el que no llevaba la mascarilla huyó del lugar mientras el resto del grupo fue identificado por los agentes y se formulaba la correspondiente denuncia contra ellos.

TRASLADO A LA MUTUA

Ante el estado de los dos vigilantes, ambos fueron trasladados en ambulancia a la mutua, donde se les realizó un reconocimiento y se diagnosticó que, uno de ellos, tenía una posible fisura en la mandíbula, esguince en mano izquierda, corte en mano derecha, inflamación de la rodilla y fuertes dolores en el cuello.

Al parecer, «más preocupante» es el estado de la vigilante que llegó de apoyo, a la que se le diagnosticaron tras el reconocimiento posibles fisuras en las costillas, esguince en tobillo derecho, golpes en cara y labio superior y quedó pendiente de la realización de un TAC para valorar «posibles daños», dado que tenía mareos y vómitos de los golpes sufridos en la cabeza.

Desde CCOO Euskadi han manifestado su «total repulsa a estos lamentables hechos», más si cabe cuando una de las agresoras «es vigilante de seguridad privada y debía haber mostrado un respeto al trabajo de los vigilantes agredidos que cumplían las normas legales en este transporte público».

Por otro lado, desde el sindicato han reiterado a la Dirección de Metro Bilbao la necesidad de que en ambas líneas de metro se refuercen los fines de semana la cantidad de vigilantes de servicio, así como la realización de sus funciones en parejas en todo momento, para evitar, en la medida de lo posible, estos sucesos y, de esta manera, «garantizar la seguridad tanto de los y las usuarias como la de los trabajadores».


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.