Bildarratz dice que las auditorías en concertados impedirán cobros por actividades financiadas por la Administración

Comparte/Partekatu

Cree que lo importante de la Lomloe es que «venga para muchos años y sea sostenible»

El consejero de Educación, Jokin Bildarratz, ha afirmado que la pretensión del Gobierno Vasco, con las auditorías que quiere realizar en los colegios concertados, es impedir cobros por actividades financiadas por la Administración.

Bildarratz anunció este pasado lunes, en la comisión de Educación del Parlamento Vasco, donde presentó el cronograma de aplicación del pacto de bases a partir del que el Gobierno Vasco elabora la nueva ley vasca de Educación, con 43 medidas, que los centros concertados que reciban dinero público serán sometidos a auditorías para garantizar que no existen posibles prácticas encubiertas de cobro de cuotas.

«Nosotros lo que pretendemos es que, por aquello que la administración financie, no se cobre. Si nosotros estamos financiando una serie de cuestiones, una serie de actividades en los centros escolares, que esos centros no cobren por ellas. Es algo tan simple y, a la vez, tan complicado como eso», ha destacado en una entrevista concedida a Onda Vasca, recogida por Europa Press.

Además, el consejero ha subrayado que trabajarán «poco a poco» para la gratuidad del servicio vasco de educación porque «no se va a conseguir de un día para otro». «Tiene que ser un proceso en el que nadie se ahogue, en el que todos vayamos progresivamente trabajando. En definitiva, lo que estamos haciendo es construir sobre lo ya construido para, poco a poco, ir transformando el sistema educativo», ha añadido.

Jokin Bildarratz ha puesto en valor que haya «un acuerdo tan amplio» entre los grupos parlamentarios en este sentido, porque hace que se mantenga la Educación «de una manera estable y como una política de país prioritaria».

A su juicio, se trabaja «muy bien» en la futura ley educativa y ha afirmado que su intención es «ir tejiendo complicidades, confianzas y trabajar de manera conjunta». «Por eso, nosotros, como departamento, estamos siendo totalmente transparentes», ha remarcado.

En este sentido, ha puesto en valor el trabajo que ha realizado cada uno de los grupos del Parlamento. «Han puesto lo mejor que tenían en aras a conseguir ese acuerdo. Yo se lo tengo que agradecer y tengo que ser capaz de responderles con lealtad al texto que han aprobado», ha explicado.

VULNERABILIDADES

Bildarratz ha recordado que, en el ámbito de las vulnerabilidades, se trabajará para que todos los centros educativos «se responsabilicen», pero ha admitido que son cuestiones difíciles. No obstante, ha asegurado que están «verdaderamente empeñados en hacerlo» y considera que se conseguirá «sacarlo adelante».

Tras señalar que espera que para junio del próximo año la Cámara vasca dé luz verde a la Ley, ha explicado que tiene como objetivo que este otoño se apruebe en Consejo de Gobierno el texto articulado y remitirlo al Parlamento. En esta línea, ha mostrado su deseo de que antes de junio de 2023, la Cámara dé luz verde al texto, «que ya está bastante desarrollado, bastante trabajado».

«Lo que me toca a mí es ser fiel al texto que ya han aprobado los grupos y tengo que poner negro sobre blanco en la voluntad que ya han transmitido y trasladado al Gobierno por parte del Parlamento Vasco», ha indicado.

IKASTOLAS

En respuesta a la denuncia del presidente de Ikastolen Elkartea, Koldo Tellitu, sobre que la nueva Ley educativa pone en peligro la supervivencia de las ikastolas pequeñas por los criterios de concertación de aulas, el consejero ha respondido que no prevé que «haya en ese sentido mayor problema».

«Tenemos que entender que los centros escolares están viviendo en estos momentos, todos, no únicamente las ikastolas, una transformación en el ámbito de la educación importante», ha señalado.

Asimismo, ha indicado que la tasa de natalidad «está bajando de una manera importante y eso pues tiene consecuencias en todos los centros», que «genera incertidumbre y preocupación». «El mensaje que quisiera hacer llegar a todos los centros, sean ikastolas o cualquier otro tipo de centro, concertado o público, es que el departamento estará para acompañarles en todas estas nuevas situaciones que se nos den», ha asegurado.

En esta línea, ha precisado que la reducción de la natalidad hay que «convertirla en positivo para ver de qué manera se puede incrementar la calidad en toda la educación».

LOMLOE

En cuanto a la Lomloe, el titular vasco de Educación ha destacado «la grandísima relación» que se mantiene con la ministra, Pilar Alegría, que estuvo en Euskadi la semana pasada, y ha dicho que «se han establecido los currículum para el curso que viene», que es lo «prioritario».

En todo caso, ha recordado que la Lomloe también «es un proceso» porque se necesita estabilidad. «No me preocupa tanto si los currículum vienen tarde, si no que sea sostenible en el tiempo. Y lo que está estableciendo la Lomloe es una manera de trabajar por competencias, de llevar al alumno al mundo real y hacerle capaz para resolver los problemas del día a día», ha remarcado.

En su opinión, en esta «nueva cultura» también hay que formar al docente. En este sentido, considera que la manera de trabajar en Euskadi «es totalmente compatible» con esta ley.

En todo caso, ha admitido que ha habido currículums que se han aprobado «muy tarde» y los de cada una de las comunidades autónomas, en el caso vasco el 50%, «depende primero del currículum que aprobará el Estado».

«A todos nos hubiera gustado haber tenido más tiempo para poder desarrollar estos currículums, pero no es de hoy para mañana, sino que todos ellos nos traen una línea y un nuevo espíritu de trabajo, como es trabajar por ámbitos, por competencias, en conciencia, colaborando unos docentes con otros en nuevos procesos de formación, que hacen que venga esta Lomloe, esperemos, que para muchos años y sea sostenible. Es lo que hará que tenga éxito», ha insistido.

Jokin Bildarratz ha recordado que, desde 1998, ha habido en España nueve leyes educativas y «eso es lo que no puede ser». «Por eso, es importante que la Lomloe venga para quedarse, para que en los próximos años podamos trabajar en esta línea. Entonces, nunca habrá sido tarde cuando nos hayan enviado los currículos porque serán materias, modos de trabajar que perduraran en el tiempo», ha manifestado.

Ante las denuncias de AMPAs por absentismo laboral de docentes, cree que sea mayor en el ámbito de la pública que en el de la concertada, pero ha reconocido que el problema es el de la estabilidad.

«Vamos a trabajar y, con el número de plazas que vamos a sacar en estos momentos, que son 5.300 docentes más mil de personal no docente, creo que sí que vamos a conseguir estabilizar los claustros, el personal docente y no docente en cada uno de los centros escolares, y eso también nos dará otra línea de trabajo», ha indicado. Por último, ha afirmado que el nivel académico en Euskadi «es buenísimo».


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *