Bilbao subvenciona un programa de ACNUR para ayudar a mujeres vulnerables en Afganistán

Comparte/Partekatu

Esta nueva ayuda económica de 17.000 euros se suma a las 10 subvenciones del Consistorio a la asociación durante los últimos cinco años que alcanzan un valor superior a los 265.000 euros.

El Ayuntamiento de Bilbao colabora con ACNUR en el proyecto “Ayuda en efectivo a mujeres vulnerables en Afganistán” con una subvención de 17.000 euros como muestra del compromiso municipal continuado en el tiempo con la población refugiada afgana con especial incidencia en las mujeres.

Y es que, durante los últimos cinco años, el Consistorio bilbaino ha subvencionado 10 proyectos con esta asociación que alcanzan más de 265.000 euros. De los más importantes es el apoyo continuado en campos de refugiados de población sudanesa en Chad, donde se han apoyado programas de agua y saneamiento así como el apoyo a los servicios de salud frente a la pandemia del COVID-19.

Con el programa “Ayuda en efectivo a mujeres vulnerables en Afganistán”ACNUR tiene diferentes objetivos operativos para cumplir su objeto social en el marco de la subvención entre los que se encuentran: convertir a las mujeres en las principales beneficiarias de la ayuda en efectivo para contribuir a un cambio en relaciones de género; apoyar una mejor salud y nutrición, educación y otras mejoras en materias de protección para todos los miembros del hogar, incluyendo la próxima generación de niñas; hacer frente a las barreras hacia la igualdad y el acceso a servicios y, por último, disminuir otros riesgos a los que se enfrentan las mujeres y las niñas como el matrimonio infantil, el trabajo infantil y la explotación sexual.

Respecto a los programas de ayudas en efectivo se entregan a personas cuidadosamente seleccionadas de forma individual en base a su vulnerabilidad.

Así, convertir a las mujeres en las principales beneficiarias de la ayuda en efectivo contribuye a un cambio en relaciones de género y apoya una mejor salud y nutrición, educación y otras mejoras en materia de protección para todos los miembros del hogar, incluyendo la próxima generación de niñas.

Por eso, las mujeres y niñas afganas son las principales beneficiarias del programa de ayuda en efectivo en el país. “Es vital proveer a las mujeres directamente con ayuda en efectivo para que puedan tomar decisiones por ellas mismas y sus familias”, han considerado desde el Área de Cooperación del Ayuntamiento.

La ayuda en efectivo da a las mujeres y sus familias una fuente de ingresos que se traduce en:

  • Menor vulnerabilidad al matrimonio infantil
  • Menor riesgo de trabajo infantil
  • Reducción en los índices de explotación sexual

Además, los responsables de cooperación del Consistorio han señalado que “este tipo de ayuda mejora la seguridad física y económica en momentos de desplazamiento. Ofrecer dinero permite a las mujeres liderar sus hogares y tomar sus propias decisiones para su familia. Ello también repercute positivamente en las relaciones con los hombres de la familia”.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.