Comparte/Partekatu


El Ayuntamiento de Bilbao reurbanizará y reorganizará el espacio comprendido entre estas tres vías, en su encuentro con la calle Autonomía, eliminando la gasolinera existente

Bilbao reorganizará el espacio comprendido entre las calles Calixto Díez, Labayru y Gordoniz, en su encuentro con la calle Autonomía, generando una Plaza de 2.300 metros cuadrados, frente a los 1.000 metros cuadrados de la actual.

La nueva plaza se ubica entre Rekalde e Indautxu, frente a la Plaza San Francisco Javier. La zona que se genera es fruto de la suma de espacios formado por la placita junto a la calle Gordoniz, y por el tramo correspondiente de la calle Calixto Díez, que en la práctica es un vial para dar acceso a la gasolinera existente y su salida hacia Gordoniz y Autonomía.

El proyecto presentado hoy por el Concejal de Obras, Servicios, Rehabilitación urbana y Espacio Público, Asier Abaunza, contempla la reurbanización del ámbito creando una plaza entre las tres calles y eliminando el tramo de vial existente para aprovechar toda la superficie disponible. Para ello se eliminará la gasolinera y disminuirá por tanto la carga del tráfico en Labayru por no tener que dar acceso a los vehículos hasta allí.

En la calle Calixto Diez el tramo es prácticamente horizontal, desde Labayru hasta la unión de Gordoniz con Autonomía. Consta de un único carril de circulación hacia Gordoniz, con aparcamientos en batería oblicua a uno de los lados, y la gasolinera en el otro lado. Las aceras existentes tienen 4 metros a ambos lados.

La calle Gordoniz, al igual que en caso anterior, se trata de un tramo de calle prácticamente horizontal situado entre las calles Labayru y Autonomia. El vial consta de cuatro carriles, dos por sentido, y dos paradas de autobús. Las aceras también tienen una anchura aproximada de 4 metros a ambos lados. En la intersección con la calle Autonomía existe un paso de peatones con semáforo para regular el tránsito rodado y peatonal en dicha intersección.

Por su parte, en Labayru el tramo de calle es prácticamente horizontal situado entre las calles Gordoniz y Calixto Díez. Consta de un único sentido de circulación hacia Calixto Díez, con aparcamientos en línea a ambos lados. Las aceras tienen una anchura de entre 3,5 y 4 metros.

Entre las tres calles hay una plaza rodeada de parterres ajardinados con árboles. Se puede acceder a la misma a través de tres puntos, uno por cada una de las calles que la rodean, y que confluirán en la nueva Plaza.

Se realizarán otras actuaciones complementarias, como los nuevos pasos de peatones en Gordoniz. También se repavimentará todo el espacio en una plataforma única desde la fachada de los números 1 al 7 de Calixto Díez hasta la Calle Gordoniz, manteniendo la línea de árboles existente frente a los portales, y creando una franja frente a la fachada suficiente para terrazas y paseo peatonal. Se dispondrán nuevos parterres, que recojan algunos de los árboles existentes, y se plantarán algunos más. Junto a estos parterres se colocarán nuevas unidades de bancos.

Además, el tramo afectado de la calle Labayru será de uso compartido. Se ampliará la acera y se elevará el vial hasta el nivel de la acera con sendos pasos de peatones elevados. En la calle Gordoniz se ejecutarán dos nuevos pasos de peatones de conexión con la nueva plaza, y se modifica el existente en la unión con Autonomía, lo que supone trasladar los semáforos existentes.

Las obras se licitarán en los próximos días. Tendrán un plazo de ejecución de seis meses y un presupuesto de 880.000 euros.

HUMANIZACIÓN DE ZABALBIDE

Por su parte, en Zabalbide se mejorará el tránsito peatonal y la calzada entre los número 106 y 112, en el barrio de Uribarri, gracias a la transformación de este tramo en calle. Actualmente, la calle Zabalbide entre los números 106 y 112, en Uribarri, está compuesta por una única acera en el lado de los portales impares y calzada de doble sentido de circulación con un carril para cada sentido.

La mejora de este tramo permitirá reurbanizar la zona al completo, ampliar las aceras hasta 4 metros del lado de los portales impares y también la calzada por el lado opuesto para mantener los dos sentidos de circulación. Los pasos de peatones serán más accesibles, gracias a la colocación de rebajes y baldosa pododáctil, y se renovarán los servicios municipales. Se repavimentará la zona de acceso al Colegio Ave María y a la Residencia Santa María Artagan, y se adecuará el paso de peatones allí existente a la normativa de accesibilidad vigente.

Esta actuación es posible gracias al convenio firmado el pasado verano entre el Ayuntamiento de Bilbao y Diputación de Foral de Bizkaia, y que recoge el cambio de titularidad del tramo, que pasa de ser carretera foral a calle de la ciudad.

Las obras se licitarán en los próximos días. Tendrán un plazo de ejecución de cinco meses y un presupuesto de 850.000 euros.

AUZOKIDE PLANA

Los trabajos realizados en Calixto Diez y Zabalbide se enmarcan en el Plan Auzokide para la mejora de los barrios.

El Auzokide Plana es una de las herramientas más importantes de participación ciudadana con la que cuenta el Ayuntamiento de Bilbao, pieza clave en la actividad del Área de Área de Obras, Servicios, Rehabilitación urbana y Espacio público.

El presupuesto es repartido por igual entre los 8 distritos de Bilbao, a razón de 1,5 millones de euros por distrito y año. Supone una inversión de 48 millones de euros durante cuatro años y la ejecución de obras y actuaciones de mejora priorizadas por la propia ciudadanía, agentes políticos y sociales de Bilbao a través de los Consejos de Distritos de la Villa.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *