Euskadi Capital

Ayuda Universitaria permite detectar y evitar el plagio en TFG

Comparte/Partekatu

Desde 2014, las universidades españolas decidieron masificar el uso de un detector de plagio TFG, producto de un acuerdo formulado en la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE). Gracias a esto, 4 años después, los escritos de más de medio millón de estudiantes ya eran analizados por programas informáticos especializados en detección de plagio, brindándole a las universidades, docentes y alumnos, herramientas para evitar el uso de fuentes sin crédito y mitigar el riesgo de una posible sanción.

Es por esto que la compañía de apoyo y asesoría académica, Ayuda Universitaria, ha diseñado un programa antiplagio capaz de detectar rápidamente frases que puedan catalogarse mal citadas, sobre todo en los textos del trabajo de fin de grado que deben entregarse al finalizar los estudios en cualquiera de las facultades del país.

Software antiplagio para escritos en español

A diferencia de otros programas antiplagio, el detector de plagio TFG de Ayuda Universitaria se encuentra programado para reconocer los caracteres propios del español como las tildes y las comas, lo que permite un análisis más preciso de las frases redactadas. En la actualidad, la mayoría de programas antiplagio de uso masivo se encuentran codificados en inglés, lo cual genera una laguna que impide el reconocimiento de algunas de las frases como textos, pasando por alto errores y citas que podrían estar catalogadas como plagio.

Al estar calibrado con el español, el detector de plagio TFG de esta compañía puede generar informes que indiquen qué partes del texto son susceptibles de caer en plagio, cuál es su porcentaje de apropiación y a qué fuentes se encuentra asociada la información. El programa hace una búsqueda rápida y detallada de contenidos publicados en bases de datos científicas, con el objetivo de cotejar la información y compararla con la consignada en los textos del TFG para encontrar literatura gris ya sea en español, francés o catalán. Es común que las universidades y las instituciones económicas acepten un margen del 20 % de plagio, para que de esta manera los autores tengan un margen de maniobra que les permita hacer aportes al conocimiento, sin que esto implique especulación o apropiación desmedida de contenidos con derechos de autor.

Errores en la citación

El programa, además, detecta citas incorrectas, teniendo en cuenta las últimas actualizaciones de los acuerdos normativos de presentación de textos académicos como las normas en formato APA. El programa también reconoce si las citas utilizadas hacen parte de un parafraseo de autores, comparaciones entre fuentes, extractos de textos al pie de la letra, análisis propios, etc. Con este detector de plagio TFG, Ayuda Universitaria espera que los estudiantes y docentes tengan más herramientas para presentar trabajos de fin de grado de calidad, con los cuales puedan obtener su título de licenciatura o maestría y mejorar su abanico de oportunidades para crecer profesionalmente.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *