Comparte/Partekatu

La iniciativa pretende fomentar la ocupación de los locales en el casco viejo

Barakaldo se dio ayer un baño de pintura. Y todo gracias a una propuesta que intenta hacer participes a los ciudadanos en la recuperación estética del casco viejo de la ciudad.

La propuesta se enmarcó dentro de “Zubiak Barakaldo. Creando puentes“, donde se animó a los vecinos a participar y a disfrutar de una jornada creativa. Con ella se pretendía ofrecer una nueva cara de la zona y atraer a los emprendedores que estén buscando un lugar para desarrollar su actividad.

Las actividades duraron todo el día y, en ellas, artistas invitados dirigieron sesiones de pintura al aire libre, donde se dieron color a las persianas y paredes de 25 establecimiento vacíos actualmente.


Comparte/Partekatu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *