Comparte/Partekatu

El proyectil fue localizado por un bañista a la orilla del mar

Ayer un proyectil militar aparecía en la playa de Azkorri, en Getxo y hasta tres explosiones fueron necesarias para poder desactivarlo. Para ello, la Ertzaintza tuvo que desalojar la zona unos 300 metros y fue necesaria la intervención de especialistas en explosivos.

El obús era alertado por un bañista entre dos piedras, que rápidamente avisó a la Cruz Roja. Hay que recordar que no es la primera vez que un proyectil de estas características aparece en esta misma playa. La zona fue un campo de tiro y de maniobras militares hasta 1988.

La última vez que apareció uno fue en 2016, aunque en aquel caso era de la Guerra Civil.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *