Andalucía y Murcia avisan de que «llegarán hasta el final» para defender las aportaciones del Tajo-Segura

Comparte/Partekatu

ALMERÍA, 25 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, y la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, Carmen Crespo, han asegurado este miércoles que van a «llegar hasta el final» para defender las aportaciones del trasvase Tajo-Segura ante el «recorte» que quiere aplicar el Gobierno central por una cuestión «política» puesto que «no lleva el más mínimo informe técnico».

«Ya tenemos preparados todos los recursos», ha avanzado el presidente de la Región después de que la titular andaluza de Agricultura manifestara la intención de acudir «de la mano» con el Gobierno murciano a la vía contencioso-administrativa una vez que se publique el correspondiente plan hidrológico para así «defender los intereses de nuestros agricultores y de nuestros regantes».

Los representantes de ambos gobiernos regionales han mantenido un encuentro con empresarios de Almería en el que han abordado este asunto y ante los que López Miras se ha mostrado como un «firme defensor de los trasvases». «Creo que en España hay agua de sobra», ha atajado a la hora de apelar a la existencia de criterios de interés general para «llevar el agua de donde sobra a donde falta», ya sea Andalucía, Murcia o Alicante, según ha mencionado.

«No puede ser que en España haya 42 trasvases y solo se cuestione recortar uno, que es el que llega al Levante», se ha quejado el líder del Ejecutivo regional, para quien «sonroja leer el plan de cuenca del Tajo y ver cómo justifica la disminución de los caudales ecológicos por beneficio paisajístico». «No podemos dejar a muchas familias sin agua, a muchos españoles sin agua por criterios políticos», ha insistido.

En la misma línea, Crespo ha criticado la intención de «recortar la capacidad» del trasvase Tajo-Segura con «informes científicos desactualizados o malintencionados» en un momento, además, de «altos costes de producción» para la agricultura, que precisa además, según ha contemplado, una «bajada de impuestos» y la aplicación de la «doble tarifa eléctrica». «Los fondos del Next Generation no se pueden desaprovechar, hay que dedicar más recursos económicos a las cuestiones hídricas», ha observado.

En este sentido, López Miras ha recordado que Alicante, la Región de Murcia y Almería se juegan en torno a 100 hectómetros cúbicos de aportaciones de los que «algo menos del 30 por ciento» se dedican a abastecimiento, lo que repercutirá además en el precio del agua de consumo.

«Nos estamos jugando en Murcia más de 20.000 puestos de trabajo y España se está jugando más de 5.000 millones de euros de aportación al PIB cada año al margen de la balanza comercial, con más del 70 por ciento de frutas y hortalizas que se aportan», ha reiterado. En su caso, Crespo ha señalado que el trasvase afecta a unas 150.000 personas del norte de Almería y 20.000 regantes.

Dentro de las apuestas hídricas, López Miras ha puesto como ejemplo «los últimos gobiernos de la Región de Murcia y Andalucía», ya que en la región que preside se depuran «el 99 por ciento de las aguas». «Conseguimos 111 hectómetros de aguas depuradas, en el conjunto de Europa se depura en torno al cuatro por ciento y el siete por ciento en España», ha comparado.

Así, el presidente murciano, quien ha alabado las actuaciones del presidente de la Junta, Juanma Moreno dado que ya son «muchos los territorios que miramos a Andalucía» porque se ha «convertido en un motor económico» debido a que «uno de cada cuatro empleos se crea» en la Comunidad autónoma vecina; se ha mostrado convencido de que «en unos pocos años y al ritmo que va la Consejería y el Gobierno de la Junta» el plan de depuración de aguas «alcanzará los mismos niveles de la Región de Murcia». «Es cierto que hay 20 años de retraso en esa cuestión, también esto es importante sin ninguna duda», ha apostillado.

Si bien ambos representantes han coincidido en que no se puede «desdeñar» en una «tierra seca» ningún tipo de recurso hídrico, López Miras ha sostenido que la desalación debe contemplarse como «un complemento, nunca como un sustituto» del trasvase Tajo-Segura, sobre todo por el precio que supone obtenerla y sus consecuencias medioambientales.

«No puede ser que haya agricultores en España que estén pagando un agua por metro cúbico a 0,04 euros y aquellos que están pagando el agua desalada en Almería 0,7 y si se actualiza la tarifa con los nuevos precios de la energía a 1,3 euros el metro cúbico de agua. Esto es insostenible, a parte de la contaminación que genera la desalación, que es una de las infraestructuras de generación de agua más contaminantes que hay», ha estimado después de que Crespo reivindicar, también al respecto, la bonificación de 30 céntimos por litro para el agua desalada, «fundamental» para el regadío y el consumo.

Para Crespo, «el agua es de todos y no es de nadie» por lo que el sureste español tiene que aprovechar «todas las posibilidades hídricas». «No podemos desdeñar ninguna fuente, no estamos en contra de ningún trasvase porque nos pone en desventaja al sur y al Levante de España y no estaríamos defendiendo a los ciudadanos», ha asegurado antes de reivindicar proyectos como la ampliación de la desaladora de Carboneras.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.