Comparte/Partekatu

Las máximas rondan los 20 grados, mientras que las mínimas siguen siendo más acordes con la época del año

Hace un año Álava se preparaba para una gran nevada, con temperaturas cercanas a los -7 grados. Hoy, 365 días después, las altas temperaturas y el sol son los protagonistas.

Unas máximas que están rondando los 18 grados y donde los plumíferos y bufandas se están quedando relegados en los armarios. Sin embargo, son los contrastes entre mínimas y máximas lo que más llama la atención. Ayer, por ejemplo se registraron en ciertos puntos de Vitoria variaciones de hasta 20 grados en apenas ocho horas.

Unos registros que continuarán en los próximos días gracias al anticiclón que tenemos encima y a la ausencia de lluvias.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *