Comparte/Partekatu

El viernes se decidirá el futuro de los vitorianos en la Euroliga

Baskonia pierde el factor cancha tras perder ayer ante el CSKA de Moscú (77-84). A pesar del increíble partido de Poirier, los vitorianos no pudieron con los moscovitas, que tienen en Nando De Colo su máximo valedor.

El primer cuarto fue para olvidar. Los vitorianos no daban una. Mala defensa, errores tontos y la facilidad que tenían los rusos de anotar de tres les estaba hundiendo casi antes de empezar. En los 5 minutos sólo habían sumado 6 puntos y para el descanso ya se podía ver la superioridad del CKSA (17-24).

El segundo tiempo fue exactamente igual. Al poco, Baskonia perdía de 13 y los de Itoudis tenían la suerte de cara. Aún así, gracias a la actuación de Hilliard y Poirier, los de Perasovic consiguieron cerrar el cuarto sólo 7 por debajo.

Tras el paso por vestuarios, Voigtmann anotaba el primer triple para Baskonia y logró que su equipo se acercara a 4 puntos. Pero los nervios y otra vez las malas decisiones hicieron que el marcador se volviera a abultar.

Aún así, los vitorianos tiraron de garra y con la ayuda de Janning consiguieron ponerse 3 arriba (65-62) a falta de 9 minutos. Sería ahí cuando De Colo diría basta y, con 12 puntos consecutivos, cerraría el partido dando de nuevo la ventaja para los de Ituodis. Ahora sólo queda esperar al viernes para saber si Baskonia sigue o se apea definitivamente de la Final Four.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *