Ahikar Azcona: del taller a la serie española más vista de la historia

Comparte/Partekatu

Recuperamos la historia del joven actor de Igúzquiza (Nafarroa), a quien un simple mensaje privado a través de una red social le llevó a cambiar los motores por una prometedora carrera en el mundo de la interpretación.

Según datos que recogió la revista Forbes, en la primera semana en que se emitió el primer capítulo de ‘La casa de papel’ de la tercera temporada, más de 34 millones de hogares en el mundo habían visto ese estreno. Esta cifra supuso el mejor registro histórico para una serie de habla no inglesa en la plataforma Netflix. En 2018, la creación del guionista y productor pamplonés Álex Pina se convirtió en la primera serie española de la historia en ganar un premio Emmy internacional a la Mejor Serie Dramática.

‘La casa de papel’ es ya la serie de ficción española más vista, y su éxito traspasa fronteras y va más allá de la pantalla; se ha convertido en un auténtico fenómeno. Sus actores protagonistas son conocidos y reconocidos internacionalmente, y su tirón es tal, que se ha trasladado a otros formatos, algunos realmente imaginativos. Existen desde “libros escape” de ‘La casa de papel’ hasta un juego de tragamonedas temático llamado ‘La casa de papel. Deluxe’.

Otra prueba del impacto que ha tenido esta serie es el hecho de que una de sus actrices apareciese en la versión francesa del programa ‘Mask Singer’. El pasado mes de octubre, Itziar Ituño dejaba boquiabiertos con su actuación de Lady Gaga a los miembros del jurado francés, que no adivinaron quién se escondía bajo un disfraz elaborado con cristales de espejo.

Ituño también es ejemplo de cómo esta serie ha cambiado la vida de muchos de quienes participan en ella. La actriz de Basauri ya era muy conocida en Euskadi gracias a sus más de dos décadas trabajando en el audiovisual vasco y también con otras actividades, como fue su implicación en el Día Internacional de los Museos del año pasado. A nivel del Estado, la actriz ganó cierta notoriedad gracias a su participación en la película ‘Loreak’ de 2014, pero nada comparado a la popularidad que vive desde que interpreta a Lisboa en ‘La casa de papel’.

Aun con todo esto, Ahikar Azcona, una de las revelaciones de las últimas temporadas de la serie, no conocía ‘La casa de papel’ cuando le propusieron realizar una prueba para participar en ella.

Tal y como explicó este joven de 26 años en un mensaje que publicó en su Facebook, su vida cambió en agosto de 2018 cuando, al acabar su turno en el taller mecánico en el que trabajaba, decidió mirar los mensajes que tenía en Instagram. Entre ellos estaba el de una chica que le decía que se ponía en contacto con él “para una serie de HBO, ‘Patria’”; él contestó que no se lo creía, pero luego utilizaron un método más convencional y le llamaron para que fuera a Madrid a realizar la prueba. Así lo hizo.

En un principio, Azcona se presentaba para el papel de Joxe Mari, protagonista de la serie basada en el libro del donostiarra Fernando Aramburu, pero le dijeron que, ya que estaba allí, que se presentase también al casting de ‘Patria’.

Y así es cómo Ahikar Azcona acabó interpretando a Matías Caño en la tercera temporada de ‘La casa de papel’. No tenía experiencia como actor, aunque sí mucha soltura con la cámara. De hecho, Azcona había conseguido cierta popularidad en las redes gracias a distintos vídeos en los que se muestra muy natural y divertido. Seguramente, el más popular de todos sea este en el que demuestra lo fácil que es que te abran la puerta de cualquier casa simplemente anunciándote como “yo”.

Al menos por el momento, Azcona ha aparcado su carrera como mecánico y espera poder dedicarse a la interpretación mientras le vayan saliendo cosas. Talento no le falta. Además de su alabada actuación en ‘La casa de papel’, el navarro ha demostrado que tiene muchas otras facetas artísticas. En septiembre le vimos como hombre orquesta en el programa de televisión ‘Adivina qué hago esta noche’, y a finales del año realizó un corto en el que “enterraba” al 2020; para ello, se marchó hasta Almería a por un coche fúnebre que luego condujo hasta Poble de Rellinars (Barcelona), y de ahí hasta su pueblo, Igúzquiza. Genio y figura.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.