Euskadi Capital

Adaptium ofrece asesoramiento para protocolo prevención acoso laboral y sexual

Comparte/Partekatu

Para proteger a sus trabajadores y trabajadoras, así como para evitar sanciones, las empresas deben implementar un protocolo para la prevención del acoso laboral y sexual. Esta situación de hostigamiento se puede dar entre iguales o en jerarquías, por lo que este tipo de protocolos establecen los pasos a seguir cuando se está frente a un caso de abuso.

Para cumplir la ley a cabalidad, Adaptium ofrece asesoría y gestión integral para implantar de forma adecuada este protocolo. Por medio de un equipo de expertos, esta firma brinda asesoramiento personalizado para cada tipo de empresa y se encarga de realizar el curso obligatorio bonificable para garantizar una adaptación integral.

Implantar un protocolo para la prevención del acoso laboral y sexual según la normativa vigente

El acoso laboral y sexual se refiere a comportamientos que atentan contra la dignidad, creando un marco ofensivo y degradante para la víctima. Los ejemplos más comunes son solicitar favores sexuales con condiciones de empleo, envío de contenido inapropiado o preguntas recurrentes en este mismo aspecto. También se puede destacar el acecho de forma deliberada y la difusión de rumores, bien sean verdaderos o falsos, sobre la vida sexual de un trabajador.

Para reducir el impacto del acoso laboral, existe el Real Decreto 901/2020, la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos laborales y el artículo 8 de la Ley Orgánica 3/2007, que establece la igualdad efectiva entre hombres y mujeres, así como la obligación de crear protocolos preventivos y riesgos laborales con respecto al acoso. Por ello, este protocolo busca crear un ambiente de respeto para los trabajadores, así como impulsar la igualdad en la organización y erradicar los comportamientos inapropiados entre trabajadores.

El departamento encargado de gestionar las denuncias es recursos humanos. Mientras que en las empresas medianas o grandes, el trabajador se debe dirigir al Comité de Seguridad y Salud, o en el caso de que se realice entre iguales, se puede informar al representante gremial.

Evitar multas y sanciones por incumplimiento

Dependiendo del caso, el departamento de recursos humanos se encarga de tomar acciones disciplinarias con base en este protocolo y decide si se presenta una denuncia a la inspección de trabajo o incluso a los tribunales competentes.

Es importante mencionar las sanciones a las que están sometidas las empresas que no empleen el protocolo, esto según lo que establece la Ley sobre infracciones y Sanciones en el Orden Social.

Las infracciones leves pueden recibir multas desde los 7.500 € hasta los 30,000 €, las graves comprenden infracciones desde este número hasta los 120,000 € y las muy graves ascienden hasta los 225,000 €.

Es por esta razón que Adaptium recomienda implantar un protocolo actualizado por medio de una asesoría profesional. De acuerdo al cumplimiento legal vigente, esta compañía interviene en el proceso de elaboración del protocolo y de tutorizar en el curso de acoso laboral.

Con este tipo de servicio, las empresas garantizan una adaptación completa de la normativa, evitando las posibles infracciones que se pueden recibir con el incumplimiento de la misma.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *