Euskadi Capital

Abogados especialistas en liquidación de sociedad de gananciales, con IT Europe

Comparte/Partekatu

El régimen económico más habitual entre los matrimonios es la sociedad de gananciales. Este establece que el patrimonio obtenido por cada cónyuge se pone en común, es decir, que los beneficios generados durante el matrimonio pertenecen a ambos por partes iguales.

Cuando se disuelve una sociedad de este tipo comienza un proceso complejo que exige tener presentes varios conceptos y poner en marcha una serie de pasos. Por esta razón, es fundamental contar con abogados especialistas en liquidación de sociedad de gananciales, como IT Europe, un despacho liderado por Pelayo y Mara Jardón, ambos expertos en derecho de familia.

Disolución de sociedad de gananciales

Uno de los aspectos que se debe tener en cuenta es que la disolución de la sociedad de gananciales puede darse por varias circunstancias. Estas incluyen la muerte de uno de los cónyuges, el divorcio, la separación judicial, la declaración de nulidad del matrimonio, etc. 

Sin embargo, es importante aclarar que el fin de sociedad de gananciales no siempre involucra la disolución del matrimonio. Esto se debe a que es posible cambiar el régimen económico dentro del matrimonio. En otras palabras, los cónyuges que mantengan su unión matrimonial pueden expresar su deseo de regir la relación bajo un sistema diferente, como el de separación de bienes.

Por otro lado, la disolución de la sociedad de gananciales puede darse de dos formas. La primera es por pleno derecho, cuando la liquidación se efectúa automáticamente tras el fin del matrimonio. La segunda manera es más compleja, ya que requiere la intervención de un juez.

Este último caso aplica cuando uno solo de los cónyuges presenta la solicitud de disolver la sociedad, debido a incapacidad, abandono de familia, fraude o cualquier circunstancia que imposibilite un acuerdo entre ambos miembros de la pareja.

Liquidación de sociedad de gananciales

Después de la disolución de la sociedad, se deben ejecutar una serie de pasos legales para que se concrete la liquidación, es decir, la repartición del patrimonio común. Estos pasos incluyen hacer el inventario de los bienes gananciales, declarando el origen y valor actualizado de cada bien. En caso de que exista un acuerdo entre ambas partes, puede hacerse una división según la conveniencia de los cónyuges, pero, si las diferencias son irreconciliables, deben acudir ante un juez.

Sin embargo, hay un asunto esencial que se debe atender antes de hacer la división y tiene que ver con el pago de deudas. En este sentido, es fundamental entender que las deudas también se consideran parte del patrimonio. Por lo tanto, en una sociedad ganancial ambos cónyuges son responsables del cumplimiento de esos compromisos.

Una vez resueltos estos asuntos, se debe realizar un informe detallado de la liquidación y presentarlo a un juez para que lo apruebe. 

Todo lo anterior permite concluir que en el momento de disolver y liquidar una sociedad de gananciales es necesario contar con la experiencia de profesionales, como los abogados de IT Europe, para llevar a cabo el proceso de la manera adecuada, según las circunstancias particulares de cada matrimonio.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *