Comparte/Partekatu

Kontsumobide quiere acabar con este tipo de fraude que “genera alarma social”

En lo que llevamos de año, el Instituto Vasco de Consumo ha impuesto sanciones a 41 empresas por actuaciones abusivas. Una práctica que se quiere erradicar por “las graves consecuencias que generan y que afecta sobretodo a los colectivos de mayor edad”.

La directora de Kontsumobide, Nora Abete, ha comparecido esta mañana en el Parlamento Vasco para informar sobre la nueva campaña que han lanzado y que ha provocado numerosas reclamaciones. En total fueron 2.934 reclamaciones en el año pasado, un 38% más que en 2016. En lo que va de año, las denuncias ascienden a la cifra de 2.463.

Independientemente de estas sanciones impuestas por la venta a domicilio, Kontsumobide ha interpuesto 300 sanciones más por diversas prácticas fraudulentas

Recomendaciones

Para evitar este tipo de situaciones, desde la organización se recomienda no firmar ningún contrato sin haberlo leído previamente, ni facilitar datos bancarios o personales. Además, se recuerda a quienes hayan firmado un contrato fuera de un establecimiento comercial tienen un total de 14 días para poder anularlo.

También se ha puesto especial énfasis en las practicas abusivas que llevan a cabo muchos comerciales de venta a domicilio. Donde llegan a “engañar a personas de edades avanzadas que pueden tener mermadas sus facultades”.

Por todo ello, se han mostrado partidarios de prohibir la venta a domicilio sin aviso o cita previa a las personas mayores de 65 años.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *