Euskadi Capital

10 motivos para construir una organización ‘felicaz’

Comparte/Partekatu

Algunos directivos y empresarios, en el momento de gestionar a través del modelo de la Felicacia, se plantean saber cuáles son las ventajas o motivos para llevar a cabo dicho modelo, por ello y de forma simplificada, se exponen las 10 razones fundamentales por las cuales se considera fundamental implementar la Felicacia en una organización.

Antes de avanzar, es necesario aclarar que este concepto fue creado en 2010 por Juan Carlos Maestro, también para todos aquellos que se familiarizan por primera vez con este modelo es necesario decir; que el término Felicacia proviene de la suma de las palabras ‘felicidad’ + ‘eficacia’ como conceptos complementarios y sinérgicos que deben desarrollarse dentro de una organización.

A continuación, se detallan los 10 motivos más importantes para construir una organización felicaz.

1.- Ayuda a mejorar la felicidad y bienestar de los trabajadores

Desde la Felicacia, uno es más consciente de que la felicidad es una cuestión personal, dicho esto, también se sabe que es posible ayudar de forma significativa a que los trabajadores mejoren sus niveles de felicidad y, por ello, se ayuda a que se encuentren satisfechos consigo mismos a la vez que desarrollan sus funciones dentro de la organización.

2.- Desarrolla herramientas, contenidos y conocimiento para ser más eficientes en el trabajo

La eficacia/eficiencia es el segundo pilar de este modelo, por ello, se concentran esfuerzos para mejorar continuamente tanto a nivel personal como el trabajo en equipo.

Como consecuencia de esta premisa, se diseñan actuaciones y parámetros adaptados a la organización que permitan saber y comparar los niveles de eficacia de la organización.

Todo ello, se materializa formando internamente a los trabajadores para llevar a cabo tareas más eficientes.

3.- Se consigue mejorar los resultados de una organización en más de un 30 %

Si no se mejoran los resultados de forma significativa, no tendría sentido todo lo dicho y hecho, por ello, es una premisa fundamental mejorar los resultados (beneficios) de la organización.

Con respecto a este apartado, es necesario decir que existen evidencias contrastadas de que las empresas que trabajan con patrones basados en la felicidad de sus trabajadores consiguen mejores resultados.

Según indica Juan Carlos Maestro, «hay estudios que aseguran que las personas felices pueden aumentar su productividad en más del 30 %, incluso hay investigaciones que superan esos índices, ello se puede justificar dado que en la medida que se ponga el sistema en marcha, cada año se es mucho más eficiente, por la experiencia y el aprendizaje».

4.- Se desarrolla un modelo de control y seguimiento que permite ver de forma objetiva los progresos y resultados

A través del Management de la Felicacia (que viene a ser el gestor de la Felicacia en la organización), se establece un modelo adaptado a cada empresa para llevar el control y seguimiento de los resultados y los objetivos planteados en cada una de las áreas o departamentos de la entidad.

Es evidente que si no se mide y controla lo que se realiza no se pueden comparar ni evaluar los progresos realizados una vez que se ha implantado el modelo.

5.- Hay una mayor involucración de los trabajadores en la organización y en el trabajo

Las personas que se sienten felices en el trabajo se sienten más involucradas y motivadas, se comprometen más y son capaces de trabajar más eficientemente en tareas y proyectos de equipos, pues las personas con estas características son más positivas y se relacionan mejor con los demás, lo que las hace más sociables y buscan obtener las mejores soluciones.

6.- Mejora de forma significativa el clima laboral de la organización

El modelo Felicacia tiene por objetivo trasformar positivamente el clima de trabajo dentro de una empresa.

Uno de los retos es crear un clima laboral felicaz, donde las personas se sientan bien dentro de la organización. Se es consciente de que no siempre resulta fácil, pero se trabaja continuamente en ello.

No se busca la perfección, sino la mejora continua.

7.- Se construyen y se crean líderes felicaces que son capaces de inspirar a los demás

Para implementar este sistema de gestión, es necesario formar y crear líderes felicaces. La formación específica en este campo ayuda a desarrollar las premisas fundamentales que tiene esta clase de líderes.

Es necesario decir que sin líderes felicaces es difícil, por no decir imposible, implementar este modelo dentro de una organización, al menos al principio, los directivos tienen que estar concienciados y darse una oportunidad para evolucionar y desarrollarse en estas aptitudes tan especificas.

8.- Se construye una estrategia que es capaz de actuar con más efectividad en los momentos de crisis y ante las adversidades

Los momentos de dificultades y de crisis llegan a todas las organizaciones, unas veces por motivos propios y otras veces por motivos ajenos (pandemias, crisis económicas, etc.), dependiendo de cómo se gestionen esas situaciones tan delicadas se podrá salir herido o airoso y renovado, revitalizado y cargado de nuevas energías.

En cualquier caso, se debe estar preparado para saber cómo actuar para cuando lleguen esos momentos, es como tener un plan de emergencias para las crisis cuando surge esa situación angustiosa.

Por ello, se forma también a los responsables, para saber cómo actuar en caso de dificultades y poder salir lo más dignamente posible de situaciones críticas y angustiosas.

9.- Se crea un programa de incentivos que mejora el compromiso y la motivación

Los estímulos y los retos siempre son bien recibidos y son desafiantes, por ello, se defiende la idea de crear un plan de incentivos en la organización, de tal forma que los esfuerzos realizados tengan sus recompensas y estimule aún más el trabajo que se realiza.

Cada organización debe crear su propio programa de incentivos adaptado a sus necesidades y características, aunque como es lógico, este programa debe incluir algunas premisas para que sea objetivo y atractivo.

10.- Se desarrollan las capacidades, las aportaciones y la creatividad de los trabajadores a la organización

En Felicacia, también se quiere desarrollar y mejorar las capacidades personales de los trabajadores, conscientes de que cada uno tiene un poder ilimitado de posibilidades, por ello, se estimulan y se ponen medios para potenciar la imaginación, la creatividad y los talentos personales.

La felicidad genera entusiasmo y determinación, y ello contribuye a estimular a que las personas se sientan realizadas consigo mismas por lo que hacen.

Todos los apartados señalados van en la dirección y pretenden ayudar a dar sentido al trabajo que cada uno desarrolla dentro de su organización, se busca que la gente se sienta importante, que sepa el porqué hacen las cosas y la repercusión que tiene su aportación dentro de la organización.

Gracias al modelo de gestión Felicacia, es posible que todas las personas que integran una organización, se sientan felices y den lo mejor de sí para mejorar los resultados generales.

Para llevar a cabo dicho modelo y desarrollar los diferentes apartados, se ha creado un programa formativo estructurado en cuatro niveles formativos, el más avanzado es el Excellent, y quienes lo alcanzan, reciben el título de Management de la Felicacia, y aquellos que lo consigan, serán los responsables de la implementación de este modelo dentro de una organización.


Comparte/Partekatu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *